0

En nuestro anterior post ya te introducimos este interesante concepto, el de marketing sensorial. Recuerda que se trata de una disciplina que amplía y potencia el concepto de marketing más general, puesto que este primero pretende ser igualmente efectivo, pero jugando con las sensaciones y emociones de manera más subliminal y efectiva.

Una estrategia basada en el marketing sensorial puede perfectamente tener los mismos objetivos que una de marketing general: dar a conocer, promocionar, vender, potenciar, recordar o posicionar los productos o servicios de una marca.

Sin embargo, como ya vimos, los estímulos que emplea van más allá que el medio audiovisual, empleando estímulos que impulsan nuestro sentido, por ejemplo, del tacto, del olfato o del gusto, mucho menos explotados que nuestra vista y oído.

Existen ciertas palabras clave dentro del marketing sensorial que debes conocer, así que, si quieres aprenderlo todo sobre esta interesante vertiente, ¡sigue leyendo!

Ambiente

Se trata, en este caso, del escenario figurado que puede construirse estratégicamente a partir de diversos elementos sensoriales. Por ejemplo, podemos decorar, perfumar, distribuir y decorar nuestra tienda de modo que su ambiente nos recuerde a un determinado lugar, nos transporte a un determinado tiempo o nos transmita una serie de características.

Emoción

Es una reacción natural de los seres humanos y uno de los objetivos del marketing sensorial. Las emociones tienen una duración más o menos corta, pero siempre suponen un impacto en las personas, logrando en cierta medida asociar el producto, servicio o marca de forma constante con dicha emoción.

Estímulo

Es todo aquel impulso externo a nosotros que provoca de forma inmediata e irremediable una respuesta física-química en nuestro cuerpo y cerebro. La función del marketing sensorial es la de crear unos estímulos lo suficientemente poderosos como para que impacten a las personas que entren en contacto con ellos. Además, lo ideal es que se genere una respuesta emocional similar a la deseada, aunque no se podrán prever de forma exacta ni resultará igual en todas las personas.

Experiencia

La suma de un ambiente creado, más unos estímulos que generan emociones, más ciertas acciones que las personas acometan da como resultado una experiencia. Esta puede ser relevante o no, positiva o negativa, recordada u olvidada. Gracias al marketing sensorial, podemos crear experiencias que influyan al público de forma positiva y efectiva, lo que hará que doten de valor a la marca, junto con lo que ofrece.

Recuerdo

Un recuerdo es de lo más valioso que puede existir para las marcas, que luchan no solo por llamar la atención de las personas, sino por ser recordadas por ellas. Por esto, el recuerdo de una marca o de un detalle de ella por parte de alguien tiene gran valor, porque favorece una conversación acerca de ella, la compra de sus productos, la recomendación o cualquier otra acción. Este tipo de marketing que hoy nos ocupa trabaja también para crear experiencias gratas que abran el camino para la consecución de los objetivos.

Respuesta

En este caso, la respuesta es aquella reacción que sufrimos como seres humanos ante un estímulo. Una respuesta puede ser tanto física, como fisiológica, como psicológica. La psicológica, demás, también puede ser emocional, racional, sentimental, etc. Si nuestra marca ha logrado provocar una respuesta en el otro, hemos dado un primer paso muy importante.

Sentimiento

Un sentimiento es un estado de ánimo y también una especie de emoción conceptualizada prolongada en el tiempo. Cuando decimos que una persona puede tener un sentimiento hacia una marca, nos referimos a que puede sentir una conexión que perdura en el tiempo con ella, que en su mente se ha formado una determinada idea de la misma y que las interacciones con sus elementos producen en la persona determinadas sensaciones o emociones.

Sistema nervioso

El sistema nervioso es el conjunto de células encargadas de conducir y procesar las señales eléctricas de nuestro organismo. Este sistema es el que recibe y transmite todos los estímulos que recibimos y también quien conduce las respuestas.

¿Lo tienes? Perfecto, ahora ya sabes algunos de los conceptos clave en los que se apoya el marketing sensorial, pero no dudes en que seguiremos ampliando esta información para que puedas ir diseñando una perfecta estrategia de este tipo de marketing.

Por el contrario, si lo que deseas es confiar en un equipo experto en estas cuestiones y especializado en marketing sensorial y marketing olfativo, ponte en contacto con el equipo de Déjà_Vu Brands y juntos creamos experiencias inolvidables.