0
AromatizaciónMedio Ambiente

Aceites esenciales salud y medio ambiente

By 28 noviembre, 2014 julio 9th, 2019 No Comments

El empleo de aceites esenciales está cada vez más extendido dada la gran cantidad de efectos beneficiosos que podemos obtener con ellos. Incluirlos en nuestro día a día es más fácil de lo que podemos pensar en un primer momento.

Por ejemplo, en nuestro hogar podemos reemplazar los productos químicos que habitualmente utilizamos para la limpieza y desinfección por estos aceites esenciales. Así, dejaremos de utilizar detergentes, jabones o pulverizadores con compuestos que pueden producir irritaciones tanto en la piel como en las mucosas. ¿Qué aceite es en este caso el más recomendado? Realizaremos una mezcla de aceite esencial de naranja con agua y guardaremos la mezcla en un vaporizador para limpiar los electrodomésticos o baños de nuestra vivienda. Además de lograr desinfección, conseguiremos un agradable olor a limpio en toda la casa. También podemos poner en el paño que utilicemos habitualmente para la limpieza, unas gotas de esencia de limón, cítrico altamente conocido por sus propiedades desinfectantes.

Con el empleo de estos aceites en el hogar estamos contribuyendo además a cuidar el medio ambiente. Los aceites esenciales se obtienen directamente de la naturaleza, a través de flores, hojas o madera de las plantas, por lo tanto, en su proceso de elaboración quedan totalmente excluidos aditivos ni diluyentes y se mantiene en todo momento la pureza de la materia prima de la que proviene.

En cuestiones de salud, dada la procedencia pura de los aceites esenciales son altamente recomendables para tratar cuadros de ansiedad, nerviosismo, fatiga mental o estrés. En este caso las notas más recomendadas son las que proceden del eucalipto o el romero (especialmente cuando se padecen además procesos de migraña). Unas gotas de estos aceites en las sienes o muñecas, ayudan a combatir el malestar y fomentan la desconexión de una larga jornada laboral.

aceites esenciales Deja Vu Brands

Dado que en las grandes ciudades no siempre tenemos la facilidad de estar en pleno contacto con la naturaleza, el perfume que desprenden los aceites esenciales consigue crear un ambiente con olor a aire fresco y limpio, asociado siempre a un momento de relax. Para esto es altamente recomendado el aceite que tenga como componente principal el cedro o el abeto, conocidos por sus notas amaderadas nos proporcionarán una conexión directa con un espacio abierto y natural de un bosque.

Para aquellas personas con problemas de insomnio es altamente aconsejable que introduzcan en su rutina nocturna el aceite esencial de lavanda. Con un par de gotas en la almohada antes de dormir conseguirán conciliar el sueño de una forma más sencilla dado que las notas de lavanda tienen propiedades relajantes.

Y si el efecto que estamos buscando es precisamente el contrario, despertar nuestros cinco sentidos en un día que nos vemos obligados a rendir al 100%, podemos recurrir a las notas estimulantes de la naranja o la bergamota.

En esta época de frío en la que nos encontramos, siempre es aconsejable contar con aceite esencial de Niaoli, planta originaria de Nueva Guinea y la costa de Australia, de alto contenido en notas balsámicas su uso se recomienda a través de baños de vapor con la cabeza cubierta por una toalla,  varias aspiraciones del vaho de este aceite ayuda a abrir las vías respiratorias, grandes perjudicadas en procesos catarrales comunes o gripe.

Cada vez son más las personas que deciden introducir en su vida los aceites esenciales dada la lista tan numerosa de beneficios que podemos obtener con ellos, ¿te animas a probar con alguno? Déjanos un comentario sobre qué aceite conoces, para qué lo utilizas o cuál te apetece probar después de leer este post.