0

En Dejavu Brands nos gusta trabajar la aromatización de espacios en todos los ámbitos y sectores. En esta ocasión, ambientamos un espectáculo excepcional con una fragancia única. El espectáculo toma el nombre de 33 El Musical.

Se trata de una super producción que sube a escena la vida de Jesús como nunca se había narrado. 28 son los actores, de larga trayectoria en televisión y grandes musicales. Cuenta la historia de Jesús, un hombre que cambió el transcurso de la humanidad con su mensaje de amor. Una obra que conmueve al espectador y se convierte en un gran estreno.

 

La aromatización de Dejavu Brands

Otorga al espectáculo una experiencia diferente y sorprendente. Lo hace a través de una fragancia difundida durante toda la duración del musical.

Se ha trabajado en una fragancia profunda, intensa y misteriosa que trasladará al público a la ciudad de Jerusalén. Entramos con Jesús en su templo gracias a unos efluvios de madera de cedro procedente del Líbano. El cedro fue uno de los grandes lujos de la época y asomaba por doquier en el edificio santo, especialmente en los artesonados.

En la fragancia hay connotaciones de madera de olivo, que acompañan al cedro y evocan los alrededores de la ciudad. Esos alrededores, ricos en olivares como es el famoso Monte de los Olivos, lugar donde Jesús realizaba frecuentemente sus oraciones. Toques de incienso hacen referencia al incienso de Arabia que se quemaba en el templo.

 

La historia del espectáculo 33 El Musical

Abre el telón con un impactante principio en el que se presenta el lugar donde se va a desarrollar la historia: Jerusalén. Los personajes salen a escena de una forma divertida y llena de emoción (con Jesús, María, los demonios, los apóstoles…). Todo da comienzo con en la ciudad empieza a cambiar por la presencia luminosa y revolucionaria de Jesús, mostrando un mensaje de felicidad total y renovadora.

Ya en el segundo acto se torna la situación, atrayendo un viento frío de conspiración. Esto se ve provocado por el encontronazo con los mercaderes y sacerdotes del templo. Causando así, una sucesión de acontecimientos que llevan a la historia a vivir tensión, oscuridad y tristeza. Algunas de estas situaciones son: la traición, la soledad de Getsemaní, el juicio implacable, la muerte cruel… Pero el final llega con la Resurrección y el mensaje de amor y fraternidad de Jesús, anima al mundo de hoy a vivir la vida como un regalo y a vivir felices.

Dejavu Brands consigue ensalzar los momentos de felicidad, tensión y tristeza, a su vez que transporta al público a Jerusalén y a su historia. A través de una fragancia ‘misteriosa’, que con aromatización del espectáculo, se desarrolla una experiencia sensorial que no deja indiferente a nadie.