Año nuevo, fragancia nueva, o eso ha debido pensar una de las más prestigiosas compañías especializadas en aromas y perfumes que ha decidido comenzar el 2016 otorgando al coco el título de aroma del año. Algunas de las razones que justifican la elección son la versatilidad, la creciente popularidad y los cada vez más diversos usos a los que puede destinarse la conocida fruta.

El coco lleva usándose durante siglos en la cocina del sudeste asiático, mientras que en el mundo  occidental, el coco es protagonista en numerosos y cada vez más elaborados cócteles. Pero como ya hemos dicho, el coco es una fruta muy versátil que nos ofrece un amplio abanico de aplicaciones, dependiendo de qué parte queramos usar.

aceite esencial coco

Más allá de los usos gastronómicos o de belleza, el coco es protagonista en la aromaterapia gracias a su polivalencia y a su perfume fresco y fácilmente reconocible que lo hacen idóneo para aromatizar todo tipo de negocios. 

El coco tiene múltiples beneficios. Aporta sensualidad y está vinculado al placer sexual por lo que es perfecto para tiendas de moda íntima, boutiques de productos de belleza o alojamientos y hoteles pensados para parejas y escapadas románticas.

Gracias a sus efectos relajantes que combaten la fatiga, el insomnio o los efectos de la menopausia, puede ser el perfume perfecto para centros de masaje, SPA, belleza, estética y relax en los que la atmósfera debe inducirnos a un estado de relajación y paz.

El coco tiene también propiedades energizantes y vigorizantes que reducen el ambiente negativo y generan actitud de perseverancia por lo que puede usarse para aromatizar centros deportivos en los que se necesita no sólo crear un ambiente agradable, sino contribuir a la actitud y predisposición de los clientes.

Gracias a su aroma dulce, es ideal para creperías, pastelerías, coctelerías y aquellos establecimientos dedicados a la restauración en cuyas cartas el dulce tenga notoriedad.

velas coco

Por último, es importante mencionar que es inevitable asociar el coco con palmeras y playas, lo que hacen de él un aliado aromático para agencias de viajes que quieran promocionar este tipo de destinos turísticos o para los pasillos de grandes superficies que venden protectores y cremas solares en época estival.

Este es oficialmente el año del coco, de su aroma. Dejemos que su fragancia inunde nuestros negocios, que nos embriague y nos haga viajar, ya sea a una tumbona en una paradisíaca playa, a la discoteca de moda con una piña colada en la mano o al relax de los mejores tratamientos de SPA. Tú decides dónde quieres hacernos volar.

 

 

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?