Envío gratuito a partir de 50€

Se acerca San Valentín y nos vemos rodeados de mensajes que nos inducen e invitan a dejarnos arrastrar por el arte de la seducción, pero ¿existen sustancias capaces de generar atracción? ¿Realmente hay perfumes capaz de reproducir esas sustancias? ¿Es efectivo el uso de feromonas?

aromas seducción

Las feromonas son sustancias químicas que emitidas en pequeñas dosis al exterio provocan determinadas reacciones. La palabra feromona proviene del griego y significa «portador de excitación» y es que los individuos y animales emitimos feromonas para atraer al sexo contrario y declarar nuestro interés sexual, para marcar territorio e imponer nuestro liderazgo o simplemente para declarar nuestro estado de alerta.

A lo largo de la historia, todas las culturas y civilizaciones han mostrado interés y han desarrollado habilidades para potenciar la atracción y el deseo a través del uso de los sentidos. Durante la Edad Media, las cortesanas usaban sus secreciones sexuales como perfume y se ponían unas gotas tras las orejas  para atraer clientes. En la actualidad, algunas culturas como la hindú  usan el jazmín de Shiva como imán para atraer aquello que desean.

amor poscion

Antiguamente, los perfumes contenían almizcle o ámbar gris, feromonas de origen animal combinadas con especias y hierbas orientales que prometían propiedades afrodisíacas. Hoy en día, y gracias a la tecnología, esas sustancias se reproducen de manera sintética y el poder afrodisíaco y seductor queda reducido a una combinación de moléculas, pero ¿existe realmente la fórmula de la atracción?

En la actualidad, la Oxitocina o «la hormona del amor» se encuentra en auge y son muchas las marcas que la comercializan como el elixir de la confianza debido a las reacciones que genera en los individuos, pues participa en el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales y podría estar involucrada también en la formación de relaciones de confianza.

Mientras que los resultados de los estudios llevados a cabo sobre la efectividad o no del uso de sustancias como la Oxitocina como inductor de determinadas conductas sexuales o sociales no son determinantes, los perfumistas si se ponen de acuerdo a la hora de catalogar determinados aromas como potenciadores de la atracción. Así, el uso de notas como la lavanda (mezclada con tarta de calabaza), jazmín, canela, vainilla, regaliz o especias orientales estimulan y atraen a los hombres mientras que las mujeres se decantan por el almizcle, el olor a polvos de talco y las fragancias acuáticas, como el musk.

Quizá sea pronto para decir que hemos descifrado la fórmula de la atracción o que somos capaces de crear el perfume irresistible por antonomasia. Quizá sea mejor seguir disfrutando del misterio que envuelve el arte de la seducción ayudándonos de afrodisíacas fragancias, porque ¿prefieres jugar a descubrir o que te lo den todo hecho?

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?