Lo natural está de moda. Los avances médicos coexisten con terapias ancestrales que nos prometen restablecer el equilibrio y la armonía hasta llegar a la curación pero, ¿es superchería o realmente hay ciencia en ello?

La aromaterapia se define como «el método curativo de algunas enfermedades fundamentado en el efecto producido por algunos aromas en el organismo» y es considerada como una rama de la medicina alternativa. Los egipcios extraían las esencias de las plantas y las calentaban en cuencos de arcilla para así utilizar los olores pero fueron los alquimistas griegos los que mucho antes inventaron la destilación logrando conservar la fragancia y las propiedades curativas presentes en los aceites esenciales.

Ya hemos hablado de la importancia de nuestro «circuito olfativo» y  del papel que juega en el registro que hacemos del olor. Al percibirlo, se genera un estímulo que es captado por las terminaciones nerviosas y transportado hasta el sistema límbico. En él se localizan algunas de la glándulas más importantes como la amígdala,la pituitaria, el tálamo, el hipotálamo, el hipocampo o la glándula pineal responsables, entre otras cosas, de percibir los compuestos responsables de iniciar los procesos bioquímicos en las diferentes partes del cuerpo. La interacción de los aceites esenciales con las moléculas complejas presentes en estos procesos dan lugar a modificaciones que tienen como fin combatir agentes o procesos nocivos para nuestros organismo.

olores deja vu brands

Las plantas nos proporcionan un arsenal de compuestos que, a parte de poder ayudar en la curación de determinadas patologías y enfermedades, tienen efectos no nocivos y que son fácilmente eliminados por nuestros organismo cuando éste ya no los necesita.

La lavanda, el geranio y la salvia con su efecto sedante, el romero como estimulante de la memoria, la naranja o el ylang- ylang y su poder antidepresivo, las propiedades de la menta, el hinojo y el orégano contra los mareos, el estrés y la resaca o el eucalipto y su acción descongestiva son algunos ejemplos de olores curativos que hoy en día son usados tanto por la medicina alternativa como por las grandes compañías de la industria farmacéutica que no dudan en incluirlos en sus compuestos.

El deseo de entender nuestro cuerpo y aquello que lo afecta o lo daña es, hoy en día, uno de los focos de investigación a los que se destinan más medios y recursos y que la tecnología y los avances científicos en este campo son primordiales es un hecho pero, no olvidemos que todo tiene un origen y que, al fin y al cabo, la vida tal y como la conocemos «nació» entre plantas.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?