0

París, Los Ángeles, Nueva Delhi, Barcelona, Tel Aviv… Viaja a cualquier lugar del sin moverte. Olvídate de las fotos, de los vídeos y las postales, porque para acordarte de tu vuelta al mundo no necesitarás nada más que recordar las esencias, los aromas, las fragancias. Embárcate en un viaje sensorial, conoce los olores del mundo.

En nuestros anteriores post hemos hablado sobre la conexión que existe entre el olfato, el comportamiento y la memoria. Pero también tenemos que destacar aspectos relacionados con los mismos, como la cultura y la localización geográfica.

Efectivamente, podemos asociar olores, fragancias y aromas a lugaresen los que hemos estado. El aroma a lavanda de nuestra casa,  la fragancia de las rosas del jardín de los vecinos, el olor a pan recién hecho de tu pastelería favorita.  Todo el mundo puede evocar en su mente un olor específico que puedes asociar a un lugar determinado.

Y como ocurre con los lugares favoritos, existen olores del mundo muy característicos y reconocibles de los diferentes países. Aquí te dejamos algunos:

  • España: el olor a lavanda de Barcelona, el azahar de Sevilla o los cítricos en Valencia, son algunos de los aromas más característicos de España.
  • México: gracias a su gran diversidad de flores y alimentos, este país está relacionado con olores como la flor del jazmín, el chile o el elote.
  • Turquía: el gran bazar de las especias, cuenta con una variedad muy abundante de las mismas que dota de un olor característico a las ciudades de este país y es uno de los olores del mundo más característicos. Canela, pimienta de cayena o azafrán son alguno de los olores más comunes.
  • Emiratos Árabes: rosa, jazmín y azafrán son tan solo algunos de los muchos olores que se usan en este país. No podemos olvidarnos del “oud”, un pilar base en la perfumería árabe, una madera exótica que se extrae del árbol Agar y cuya resina es muy perfumada.
  • Singapur: el aroma del Durian, es el predominante de esta zona. Una fruta exótica que tiene un olor complicado para el sentido del olfato, pero un sabor apetitoso.
  • Brasil: te hará transportarte a su rica fauna y a su selva tropical, gracias a sus aromas de café, tabaco y jazmín.
  • Japón: es sinónimo de tonos frescos y oceánicos con una mezcla de algas y conchas, té verde y ámbar gris.
  • China: un sutil olor a flor de olivo y el místico incienso de los templos caracterizan a este gran país.
  • Tailandia: son muchos los olores de este país, pero la hierba de limón, el jengibre y el coco predominan sobre los demás.

Aromas que describen países, lugares. Fragancias que recuerdan viajes y momentos. Los olores del mundo nos transportan sin levantar los pies del suelo y es por ello se han convertido en un aspecto tan importante. Deja que tu olor sea tu rasgo más característico, conviértelo en tu esencia. En Déjà_Vu podemos hacerlo posible.