0

El uso del marketing sensorial o Sensorial Branding deben adecuarse al público al que se dirige, teniendo en cuenta la edad, la clase social y como no, el lugar de origen. Hace poco leí un artículo sobre un estudio llevado a cabo en España que dibujaba un mapa olfativo de nuestro país según los olores que preferían hombres y mujeres de las diferentes provincias españolas, pero muchas veces los olores predilectos no provienen de sus gentes, sino de la vida en sí de la ciudad y no nos damos cuenta de lo que nos gusta hasta que no lo percibimos o hasta que lo echamos de menos.

Marketing Olfativo

Por ejemplo, los campos valencianos están llenos de naranjos y limoneros, por lo que no es de extrañar que a los valencianos les gusten los perfumes de notas cítricas, o que los andaluces se decanten por la flor de azahar en el caso de las mujeres y las notas de romero sean las preferidas por los hombres y si quisiéramos conquistar al cliente valenciano por su olfato, nuestra estrategia de Sensorial Branding debería tener estas preferencias en cuenta.

El entorno y nuestra cultura determinan en la mayoría de los casos nuestros gustos. Vamos a dar un paseo por  algunas de las ciudades con aroma especial.

En Bélgica, en Brujas, las calles y los edificios huelen a chocolate. Sus más de 50 maestros chocolateros en activo hacen posible el aroma de esta ciudad que desprende cacao  por cada una de sus esquinas.

Los extensos cafetales del Parque Nacional del Café en Colombia, o las extensas plantaciones en Tanzania a los pies del Kilimanjaro te colocan en las manos una taza de café al tiempo que ofrece unas vistas espectaculares y asombrosas.

Marketing Sensorial

Pasear por la ciudad de Grasse es como zambullirse en un frasco de perfume, no obstante es la cuna del arte de la perfumería, y sus interminables campos de lavanda, rosas y jazmín hacen de cada paseo una auténtica experiencia olfativa.

En Madagascar hay un aroma inconfundible que os acompañará por los rincones de toda la isla. La vainilla de esta isla no se come y es usada localmente como afrodisíaco. Su perfume se mezcla con el aroma de las especias y las flores y os guiará en vuestra ruta a través de esta isla donde encontraréis volcanes, bosques caducifolios y sabana donde conviven más de 18 especies de lémures.

Londres huele a mantequilla, a fish and chips, a la primavera en Hyde Park y a las flores de Covent Garden o la mezcla de frutas tropicales que se venden en los puestos del mercadillo de Nothing Hill Gate.

Pero si hay una ciudad que lidera el Rankin de las ciudades con un aroma especial es Los Ángeles. Si logras evadir tu nariz de la contaminación propia de las grandes urbes, la meca del cine te ofrece un abanico de aromas que despertará todos tus sentidos. La brisa oceánica que procede de Santa Mónica nos envuelve en los atardeceres, el aire seco del desierto penetra en la ciudad y se mezcla con el olor a bosque de pino y eucalipto que baja de las colinas cuando sopla el viento. El olor dulce del jazmín nos acompaña en parques y es el protagonista de las más lujosas mansiones de Beverly Hills y el olor de la leche bronceadora de Venice Beach nos transporta a los soleados días de playa.

Cada ciudad nos deja un aroma para el recuerdo. Un perfume a modo de postal que leeremos para dejarnos llevar cada vez que percibamos la brisa marina de Santa Mónica, la vainilla exótica de Madagascar o los interminables campos de lavanda de Grasse. El uso de técnicas de Sensorial Branding o Marketing Olfativo nos permite recrear entornos que no sólo agradan, sino que ofrecen al cliente la oportunidad de vivir una experiencia sensorial única en cualquier tipo de negocio.

Marca la diferencia, contacta con nosotros en www.dejavubrands.com y crea el perfume que tu marca.

Agencia de branding Madrid

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?